Hayao Miyazaki y su estilo

Cómo conocí a Miyazaki y Studio Ghibli

La primera vez que vi una película de Studio Ghibli, fue sintonizando la televisión cuando era un niño pequeño. La película se trataba de El viaje de Chihiro, ya había visto películas y series de anime antes, pero nada igual a eso. La obra de Miyazaki me impactó simbólicamente, me enamoré de su mundo, de sus colores, y de su historia.

Muchos años después, luego de conocer en profundidad el fuerte repertorio de Studio Ghibli, concretamente en el 2016, recordé ese momento tan especial de mi infancia, y quise ver toda la filmografía de Hayao Miyazaki, también la del maestro Isao Takahata, autor de La princesa Kaguya y La tumba de las luciérnagas, e incluso la filmografía de Goro Miyazaki, quería ver todas las películas del estudio, y comencé precisamente por El viaje de Chihiro.

La película me impactó tanto como aquella primera vez, pero ahora había algo distinto, y eso era que me dedicaba a las artes visuales. Sucede y me inspiré, quise imitar los paisajes que veía frente a mí, imitarlos de verdad, por el puro placer de pintar algo tan hermoso como lo creado por Hayao Miyazaki.

¿Vale la pena dibujar Anime?

Seguramente tú también te emocionaste e inspiraste mucho viendo un anime, sin importar cuál sea. ¿Qué se te viene a tu mente cuando te dicen la palabra Anime? Te pueden llegar dibujos feos de Deviantart y otros sitios, cosplays, y gente empedernida con la cultura de entretenimiento japonesa, pero también te podría llegar a la mente, obras de arte como Akira, Paprika, Perfect Blue, Ghost in the Shell, Lain, Evangelion, el Studio Ghibli, y una montaña de películas más.

En internet existe un constánte debate sobre si merece la pena comenzar a dibujar desde el anime, y si lo adecuado es el academicismo, el realismo, el dibujo técnico, comenzar a estudiar anatomía, perspectiva, composición, etc, y realmente pienso que no hay que ser tan dictatorial, es decir, en escuelas de arte te dirán mucho que para deformar la realidad, primero debes conocerla, poder crearla con tus manos, y esto es cierto, pero, como explicamos en este artículo, para aprender a dibujar no podemos estar frustrados. No es recomendable aburrirse de la práctica, tienes que tener pasión por lo que haces y por aprender a dibujar.

Debes estar emocionado para aprender a dibujar bien, y los jóvenes suelen estar muy emocionados por dibujar anime, ya que las animaciónes japonesas implícan más que las series norteamericanas, y esto es sencillamente porque las series norteamericanas tienen el estigma de que la animación es un género sólo para infántes.

Inclusive en los premios Oscar existe una categoría de animación, donde siempre se premian películas de Disney, con algunas excepciones, además de ser una categoría infantil, se juntan todas las películas animadas sin importar su género, tema, o definición. Los artistas japoneses, en cambio, simplemente ven la animación como un medio más para contar historias de distintos géneros y para adultos, ya sean de terror, romance, suspenso, etc.

La animación es simplemente una herramienta dentro del arte del cine. La animación japonesa implica más a los jóvenes y adultos por ser historias, que no suelen tratar de tontos a sus espectadores. Por lo general, son buenas historias contadas de manera adecuada y entretenida, entonces, el espectador se involucra, quiere conocer qué sucede con los personajes, quiere desentrañar la historia donde los protagonistas caminan, y quieren vivir la animación que perciben, queriendo dibujar lo que ven, y si eso hace que más niños y niñas quieran dibujar, entonces está excelente, está fantástico.

Si conoces a alguien que siempre dibuja personajes de Dragón Ball Z, o de Salior Moon, no le digas que debe dibujar del academicísimo. Cuando el niño decida que quiere convertir el dibujo en su profesión, él mismo tomará esa decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *